Aprovechamiento de la luz natural

Características de la luz natural

Debido a que, durante la evolución de miles de años, nuestros ojos se han adaptado perfectamente a las características de la luz natural, es evidente que su calidad nos sirve de base para cualquier comparación y la percibimos como idónea. Por otra parte, su uso se ve limitado o dificultado por las siguientes circunstancias:

  • Discontinuidad. Evidentemente sólo disponemos de la luz natural durante las horas diurnas y en función de la nubosidad y el entorno urbanístico o paisajístico del espacio a iluminar.
  • Iluminancia. La radiación solar directa tiene una iluminancia de aproximadamente 10,000 lux en un día nublado y hasta 100,000 lux en un día claro de verano. Esta iluminación luminancia evidentemente disminuye con la profundidad del espacio en el interior de del edificio, y en función de los factores de reflexión de las superficies interiores. Esto conlleva que, por ejemplo, cerca de una ventana vertical haya una iluminancia muy superior a la deseada, mientras a pocos metros de la ventana encontramos una falta de iluminancia.
  • Deslumbramiento. Según la actividad que queremos desarrollar en el interior, es de especial importancia la diferencia de iluminancia entre puntos, es decir los contrastes. Sobre todo para trabajos telemáticos, hay que tener un entorno luminoso uniforme sin contrastes muy elevados.
  • Aportación de calor. Del espectro de la radiación solar sólo una parte es luz visible, mientras otra gran parte se ultravioleta o infrarroja. Además de la luz natural, entra energía a los espacios que, en invierno puede ayudar a calentar el espacio pero, sobre todo en verano aumenta la demanda de refrigeración del edificio.

Sistemas constructivos de aprovechamiento / transporte de luz natural

Existen diferentes sistemas y dispositivos para transportar la luz natural a más profundidad del interior, tal como bandejas de luz, conductos de luz, u otros. Todos estos sistemas se basan en la reflexión de la luz directa en el interior del edificio.

Un sistema innovador eficiente se basa en unas persianas venecianas, divididas en una parte superior y una parte inferior con la posibilidad de dejar las láminas de las dos partes en diferentes ángulos de inclinación. Esta pequeña, pero importante modificación respecto una persiana veneciana convencional, permite cerrar completamente la parte inferior de la persiana para obtener una máxima protección contra deslumbramiento (De especial importancia en las oficinas) y protección contra sobrecalentamiento y, al mismo tiempo, reflejar la luz natural en el techo del local.

En las versiones más económicas de estas persianas, los ángulos de inclinación de ambas partes de la persiana sólo se pueden modificar conjuntamente. En las versiones más confortables, ambas partes son independientes y reguladas por motores de tal manera que la protección contra el deslumbramiento y la aportación de luz natural pueden ser reguladas totalmente, independientemente la una de la otra.
Las ventajas más claros radican en una buena protección solar anti-deslumbramiento, bajando la luz excesiva cerca de la ventana y permitiendo una buena iluminación con luz natural hasta muy adentro del local. Se considera que el ahorro de energía, suponiendo la automatización tanto del funcionamiento de las persianas venecianas como de los aparatos de luz artificial, llega a un 70% comparado con un sistema convencional de protección solar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: