Archive | diciembre 2011

Mitos y verdades sobre las barreras radiantes (pintura aislante)

Las barreras radiantes pueden ser muy eficaces en reflejar el calor radiante, pero hacen poco para evitar el calor por conducción. El calor radiante es como el calor del sol u otras fuentes de mucho calor. Piense en su piel en la sombra en un día caluroso de verano. La sombra bloquea el calor radiante. Pero si la temperatura del lugar esta a 40°c y en un sitio con mucha humedad, usted todavía va a tener calor incluso en la sombra. Debido a esto, las barreras radiantes funcionan bien cuando hace sol y puede reducir la temperatura del ático sustancialmente cuando se instala en el techo.

Las barreras radiantes no tienen ningún valor como aislante debajo de una losa. Desafortunadamente, muchos constructores han sido engañados en la creencia de que las barreras radiantes. Tan pronto como una barrera radiante entra en contacto con otro material, pierde su capacidad para reflejar el calor. Las barreras radiantes sólo funcionan si hay un espacio de aire de 2″ en el lado brillante.

Leer Más…

Anuncios

Arquitectura bioclimática: Fachadas verdes

Una interesante alternativa para reducir la cantidad de CO2 emitido a la atmósfera por el uso de los edificios es la de emplear las denominadas fachadas vegetales fachadas verdes.

El diseño de este tipo de fachadas integran el empleo de plantas a modo de una piel exterior de los edificios.

 

La vegetación tiene una serie de caacterísticas que permiten mejorar el comportamiento de los edificios y mejoran las condiciones ambientales a su alrededor debido a las siguientes razones:

  • Refrescan el ambiente a su alrededor, las plantas pierden agua hacia el medio mediante evapotranspiración empleando en este proceso el calor del aire del entorno, consiguiendo así refrescar y humidificar el ambiente.
  • Mejora en la calidad del aire, debido al efecto de la fotosíntesis absorbiendo CO2 y generando nuevo oxígeno.
  • Reducción de la contaminación por el efecto de la fijación de metales pesados como el plomo, el cadmio u otros cuyas partículas se encuentran en suspensión en el aire. Estas partículas se fijan al sustrato o suelo que mantiene esta vegetación siendo metabolizadas por los hongos y bacterias presentes.
  • Ventilación natural, como consecuencia de la variación de temperaturas en su entorno que genera corrientes de aire naturales.
  • Protección frente al viento.
  • Proteción solar y aislamiento térmico, la vegetación obstruye, filtra y refleja la radiación solar.

Leer Más…

Arquitectura bioclimática: Control solar

Las fachadas de los edificios se diseñan con sus correspondientes huecos cuya finalidad es la de aportar al edificio ventilación natural, iluminación procedente de la luz exterior y permitir a sus usuarios la observación del entorno del mismo.

En contrapartida la entrada de los rayos solares produce un aumento de la temperatura en los espacios interiores del edificio y el consecuente aumento del uso de equipos de aire acondicionado y ventiladores, incrementando el consumo de energía eléctrica.

Un correcto diseño del edificio debe considerar como factores su emplazamiento, su clima y geografía. Estos factores permiten la adopción de estrategias bioclimáticas para conseguir un mayor confort térmico y lumínico de manera natural.

Leer Más…

La importancia de la arquitectura bioclimática en el Norte de México

El clima predominante en el norte de México es cálida-seco, el cual puede llegar a ser extremoso, por lo hay que tener un optimo diseño para las viviendas, especialmente paras las viviendas económicas, para así obtener dentro de ellas un confort térmico dado a que sus diseños actuales crean la necesidad de climatizar mecánicamente el lugar. Esto a su vez, implica un elevado costo energético y económico.

En la actualidad las viviendas económicas se construyen formando fraccionamientos, de tal manera que a cada viviendas  con fachada en cierta orientación, se encontraran con una en la orientación contraria. Las mejores orientaciones para estas viviendas son las viviendas con la fachada orientada al Norte – Sur, dado a que orientarla al Oeste – Este puede tener un consumo mayor  de hasta 15% de electricidad a las orientadas N-S.

Leer Más…

Intercambiador Tierra/Aire

Los intercambiadores tierra/aire (comúnmente conocidos como pozos canadienses), es una técnica que nos permite tener  nuestra casa más fresca en verano y más cálida en invierno.

El principio de funcionamiento es simple. Si tomamos la temperatura en el exterior, observamos una diferencia de temperaturas que dependerá del lugar geográfico y condiciones particulares que definan el clima del lugar. Por otro lado si comenzamos a tomar temperaturas del suelo, a distintas profundidades, observaremos que a una determinada profundidad, alrededor de los dos metros, la temperatura permanece constante a lo largo del año lo cual corresponde a la temperatura media del lugar que va desde unos 15°c – 20°c

Los intercambiadores tierra-aire se basan en la utilización del subsuelo para enfriamiento y calentamiento de una corriente de aire que circula a través de tubos que se entierran para tal propósito, contribuyendo a reducir la temperatura del aire que ingresa en los edificios durante el verano y aumentándola durante el invierno. El aire así obtenido presenta un mayor grado de confort térmico al obtener un aire más cálido del habitual en tiempo frío y más fresco en tiempo caluroso, haciendo que los sistemas de climatización tengan que solventar un salto térmico menor que se traduce en menores consumos.

 

Leer Más…