Introducción a la eficiencia energética en edificaciones

Hoy en día estamos siendo bombardeados por la mercadotecnia sobre electrodomésticos eficientes, automóviles eficientes, computadoras eficientes, etc. ¿Pero en algún momento hemos escuchado sobre casas y/o edificios eficientes energéticamente?

Para empezar primero tenemos que conocer la definición de eficiencia energética.

“La eficiencia energética es la obtención de los mismos bienes y servicios energéticos, pero con mucha menos energía, con la misma o mayor calidad de vida, con menos contaminación, a un precio inferior al actual, alargando la vida de los recursos y con menos conflicto”. AEDENAT et al. (1998)

En la actualidad el sector que más energía consume en escala global es el sector de la edificación con un 41%, seguido por el sector del transporte con un 31% y después por la industria 26%. Lo cual provoca en forma directa que los edificios sean los mayores generadores de emisiones de CO2 en el planeta, sobre pasando al sector transporte.

El sector de la construcción es uno de los sectores que ha tenido un menor avance tecnológico en los últimos años, podemos presumir que seguimos construyendo igual como hace 2000 años, pero con la diferencia de que hemos perdimos el sentido común y la comprensión de nuestro entorno gracias a los sistemas HVAC (sistemas de climatización) que generan un confort dentro del edificio a pesar de un torpe diseño de la edificación, lo cual terminamos pagando con un gran consumo de energía (costo económico) y generación de emisiones de CO2 (costo ambiental).

La primera estrategia para el diseño de las edificaciones es enfocarse en el sistema pasivo de ahorro energético (Los cuales serian orientación, estudio solar, flujo de viento, aislamientos, etc.) ya que lo primero que hay que hacer es reducir la demanda energética y después mejorar la forma de satisfacer esta demanda (energías renovables como: aerogeneradores, paneles fotovoltaicos, etc.)

Los beneficios que traen las edificaciones eficientes es tener una reducción del consumo eléctrico de hasta un 50% comparado con un edificio convencional, lo cual es proporcional a la reducción de emisiones de CO2 generada por las edificaciones.

Por eso a la próxima cuando vaya a compra una vivienda o edificio, analice si cumple con parámetros de edificaciones edificante, dado que a la larga terminara pagando mucho más que una vivienda que siga estos parámetros. Y recuerde a nadie le gusta que le den gato por liebre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: